Zapatero. ¿Es mejor un farsante que un borde?

¿Se han puesto de moda los farsantes?


Parece que sí, aunque habría que diferenciar moda, de estrategia. Y es que la estrategia les sale bien. Antes se llevaban personas que decía cosas desagradables y hacían cosas desagradables, Aznar, Bush, Thatcher. Gente siniestra que además se mostraba irascible, desafiante, retadora, en exceso sincera hasta rozar lo burdo. Ahora se lleva lo que llaman el “poder blando” (soft power), o sea gente que hace cosas desagradables, pero con palabras amables. Tipo Zapatero, Obama, e incluso Rajoy, según le reprochan algunos de su partido que prefieren lo tradicional.
Hacen lo mismo,pero con talante. Es tan peligoroso como el que te está metiendo el cuchillo te esté sonriendo y te logre casi convencer de que es por tu bien. En vez del antiguo método de venirte con el cuchillo en ristre con cara y actitud agresiva.

Escuchar a Zapatero paparruchadas como la que dijo en un foro europeo de “La tierra no es de nadie, si acaso del viento” podría ser escuchado a un hippy de los sesenta, pero oirlo al encargado de dirigir un estado, con fronteras, con propiedad privada, con fortunas y deshereadados, te hace pensar si estás escuchando a un gilipollas o a un cínico y cuál de los dos es más peligroso. La última paparuchada acontecida en el desayuno de la oración a que acudió Zapatero es como para sacar de quicio a quien lo analice un poco.

El mismo mandatario que subvenciona a Caja La Mancha con miles de millones de euros, pone a disposición de los bancos el dinero que haga falta para salvar su estabilidad, que subvenciona a las multinacionales automóvilísticas con ayudas a la compra del segundo coche, prefiere sacar el dinero que está derrochando de las pensiones de jubilación, retrasándolas dos años, y que tiene más de 4 millones de parados en su país, que nos venga hablando de “los pobres jornaleros” de la piedad, de la solidaridad y mandangas cínicas del estilo es para subirse por las paredes. El mismo elemento que vota en Europa y en España la ley para expulsar inmigrantes, el mismo que cierra fronteras, que manda a los policías a las salidas del metro de Madrid a atrapar subsaharianos para mandarles al desierto otra vez, el mismo que en el debate televisado con Rajoy competía para demostrar quién expulsaba a más extranjeros, que nos venga hablando de la piedad bíbilica y de la compasión con el trabajador inmigrante, ya no sé si es para llamarle cínico, o es en realidad lerdo y tiene la razón y el discernimiento trastocado.

El mismo tipo, que aliado de la OTAN es responsable de una invasión y ocupación el Afghanistan, que en 2009 mató a casi 2000 civiles afganos inocentes, niños, mujeres y ancianos en su mayoría, el mismo aliado de Obama, el nóbel de la paz, pacifista que aboga por la guerra justa y por la violencia necesaria. Ese mismo cuya misión en Afganistán consiste en promocionar a dictadores como Karzai, corrupto y aliado de los señores de la guera locales y que se apoya y legisla como el más radical islamista que encierra en los burkas y en las casas a las mujeres. Ese Zapatero de la guerra, nos martillea con su cinismo de la “Alianza de Civilizaciones” de Paz y de Respeto.
Ostias con talante. El mentiroso que decía que no había crisis, hace un año nos decía que ya estábamos en la salida del túnel, y ahora se dispone a abaratar el despido y joder a los jubilados porque la cosa está chunga y alguien tiene que pagar el pato. ¿Pero no habiamos salido ya de la crisis casi?

Para qué vamos a hablar de este a quien se le llena la boca con los Derechos Humanos, Democracia y Estado de Derecho, mientras tortura en sus comisarías a las personas, desprecia las recomendaciones internacionales que le conminan a poner fin a la tortura en sus propios calabozos oscuros, para qué hablar de este amigo de empresarios y grandes fortunas traidor a los trabajadores. El mismo elemento que con bonitas palabras en la boca encierra a dirigentes políticos vascos durante años y años, y manda golpear a los familares de los presos porque no le gusta que éstos pidan por los derechos de los suyos. Para qué hablar del amigo de Israel, el que le vende las armas por un lado, mientras pasa la mano por el lomo a los palestinos masacrados con buenas palabras, y peores intenciones. Marruecos, Sáhara..¿Para qué hablar más?

Yo ya no sé, si es peor tener un hijoputa que tenga aspecto de hijoputa o un hijoputa con cara de bueno, buenas palabras y talante. ¿Rezar por la Paz, por los desheredados, por los jornaleros y porlos inmigrantes que sufren? ¿Pero tendrá vergüenza este elemento?

Euskadi. Manifiesto en aras de un Proceso de Paz. Condiciones básicas.

Manifiesto. Iniciativa popular en favor de los derechos civiles y políticos

Somos muchos y muchas las que, en este país, observamos con preocupación la vulneración de derechos civiles y políticos que se ha ido afianzando durante la última década. El Estado español, y a otro nivel el francés, dirige sus baterías legislativas, ejecutivas, judiciales… hacia un punto en el cual el mero ejercicio público y transparente de la actividad social y política se convierte en delito. Esta estrategia condiciona el presente y el futuro de Euskal Herria.
Así las cosas, creemos que es momento de enfrentarnos a hechos sin parangón en Europa. Y es por eso que debemos poner en marcha instrumentos que, como pueblo, nos permitan revertir la situación, restituir el respeto y la garantía de los derechos civiles y políticos, restablecer la democracia. Una iniciativa en defensa de la expresión libre de personas y colectivos. Un esfuerzo colectivo para crear, impulsar y asegurar una nueva situación en la que las ideas y opiniones latentes en este pueblo vuelvan libres a la plaza pública. Por eso, amparados por declaraciones de organismos internacionales de reconocido prestigio, reclamamos el ejercicio efectivo de los siguientes derechos ineludibles:

Libertad de opinión. Los estados están empleando todas las medidas a su alcance para, más allá de quitar la palabra, incluso desterrar el pensamiento disidente en Euskal Herria. Se impone así un verdadero estado de excepción que censura reclamaciones legítimas y afecta de manera irremediable a la libertad de pensamiento.

Libertad de expresión El cierre de medios de comunicación, la limitación de la libre participación en ruedas de prensa, conferencias, actos públicos, la criminalización, en definitiva, de la expresión de ciertas ideas, incluso sentimientos, impide la participación popular en la vida política. Esto certifica la defunción de un estado que tal vez alguna vez se quiso considerar de derecho.

Libertad de asociación. La ilegalización de organismos populares, el encarcelamiento de ciudadanos y ciudadanas que participan en ellos y la prohibición de sus actividades es muestra del autoritarismo y del monopolio que el estado quiere hacer del derecho a organizarse.

Libertad de manifestación. La continua restricción en la convocatoria de manifestaciones pacificas y la violencia con que se ejecuta esta prohibición, con muestras cada vez más vergonzosas de brutalidad policial, nos revela la verdadera faz de sus responsables y sus gestores políticos.

Derecho a la intimidad y privacidad. La proliferación de tecnologías de vigilancia y de control social, el espionaje a organismos políticos, el almacenamiento y utilización de datos personales en ficheros secretos… medidas justificadas en el todopoderoso concepto de ‘‘seguridad’’, conllevan una agresión a la esfera privada de la persona, siendo esto el ingrediente más definidor de un estado policial.

Derecho de acceso a la justicia. La criminalización de la actividad pública y la extensión exacerbada del término ‘‘terrorismo” se ha propagado, como una metástasis, a toda la administración de justicia. La arbitrariedad y la politización han arraigado definitivamente en el poder judicial. La posibilidad de encontrar justicia para quienes sufren el atropello, en muchas ocasiones generado por la propia administración de justicia, es inexistente.

Derecho de sufragio activo. El derecho a votar en las elecciones está bajo sumario, restándosele a toda la ciudadanía el derecho de optar por ciertas expresiones políticas, impedidas como están para desarrollar el papel que en una verdadera democracia se presupone a los partidos políticos. El diálogo político aparece definitivamente criminalizado.

Derecho de sufragio pasivo Miles de personas son impedidas de ejercer su derecho a presentarse en candidaturas electorales, empleándose contra ellos términos como “contaminados”, “infiltrados”, “parasitados”, “listas blancas y negras”, que trasluce una forma de pensar y actuar por parte del estado absolutamente discriminatoria. El término apartheid contra sectores de ciudadanía en continua expansión cobra todo su significado.

Derecho a una reparación y restitución democrática. La involución en los derechos civiles y políticos nos obliga a exigir la reparación y superación de la actual situación sin demora y sin excusas. La regeneración del espacio de participación democrática en Euskal Herria es inaplazable, ineludible e inexcusable. El restablecimiento de un sistema de libertades, absolutamente inapreciable hoy en día y la restitución del ejercicio de los derechos civiles y políticos más elementales es una prioridad que reivindicamos con absoluta determinación.

ADIERAZI-EH
30 de Enero de 2010

¿Cómo aprovechar el terremoto de Haiti?

¿Cómo sacar provecho de lo de Haití?

  • 1- Les mandamos la basura radioactiva a cambio de darles dinero.
  • 2- Les robamos las crías, con adopciones e inventos de esos.
  • 3- Nos lavamos la conciencia desvelando el generoso corazón que tenemos.

A ver, en España se ha desatado la polémica entorno a dónde colocar la basura nuclear que seguirá siendo letal aún decenas de miles de años en adelante. Tanto el PSOE como el PP son partidarios de la energía nuclear, pero cuando se tiene que sortear dónde colocar el cementerio de la basura peligrosa, a nadie le gusta bailar con la fea. Digamos, que residos nucleares sí, pero lejos.

Es sabido que el dinero es muy goloso, así como el rico falto de salud sabe que si ofrece un buen puñado de dólares por un riñón o un pulmón, siempre habrá algun desgraciado de la vida que se va dejar extraer un órgano sacrificando algo de riesgo y salud por su supervivencia, no han faltado pueblos que a cambio de un suculento premio en metálico accedan a colocar la basura debajo de su casa. Corren el riesgo, pero algo forrados de pasta. Siempre hay quien arriesga. y ¿Quién mejor que un pueblo depauperado y ruinoso de la estepa para cargar con el muerto?. Está claro que los de ese pueblo, si les untas bien de metálico, pagarán el precio del riesgo, pero los del pueblo de al lado no lo ven bien. Si hay un escape el radio de acción letal de la basura les alcanzará con la misma intensidad que a los que voluntariamente acogen los neutrones, sufriendo una muerte igualmente horrible. ¡¡Y encima sin haber sido compensados con dinero!!.

Mal asunto. Podemos comenzar con una campaña de imagen. Al artefacto en cuestión lo habían venido llamando “Cementerio Nuclear”, pero….¡¡Qué mal suena eso!!. Hay que cambiarle el nombre, y no puede tener la palabra cementerio dentro de él, suena a cadáver. “Depósito nuclear”?, tampoco, la palabra nuclear ya suena a peligro. Llamémoslo “Almacén”, suena bien, mejor que depósito (que suena a morgue), pero…¿Almacén de qué? No podemos emplear la palabra “nuclear” ni “residuos” que también suena a porquería. Sumémosle alguna otra palabra, que aunque no precise qué leches se almacena, complete la designación para diferenciarla de otros almacenes. “Almacén Temporal” ¡Ya está!! eso de Temporal suena bien, suena a que no es definitivo, y es verdad, no sabemos cuantos miles de años tiene que almacenarse la mierda para que deje de ser radioactiva. Le sumaremos otra palabra que tenga reminiscencias tecnológicas, a los pueblerinos  esas palabras les produce respeto y admiración “Centralizado”. ¡¡Claro!! En sí es una bobada conceptual, evidentemente no van a estar los bidoncitos venenosos cada uno por su lado por el pueblo, sino todos juntitos. “Almacén Temporal Centralizado”. ¡¡Premio!! ¿A que suena bien? ATC. Ahora a ofrecer la mercancía.

Pero vamos a lo que interesa ¿No es mejor mandarlo a Haití? Más pobres que ellos no los vamos a encontrar, unos millones de euros, que coman un poco que están feos, y de paso nos libramos de la basura peligrosa. O perdón, del ATC. Así les ayudaremos en su desarrollo, cooperaremos con la recuperación del desastre sísmico. Y nos evitamos peleas internas en el PSOE y en el PP. Que es un engorro que deja mala imagen. Así podremos todos decir “Nucleares sí” sin contradicciones.
Hay alguna otra alternativa; poner el cementerio nuclear en Madrid. Nos han dicho que no es peligroso. Esperanza Aguirre dice que lo nuclear es seguro, y Madrid tiene una deuda de 9.000 millones de euros que podrían saldar así en parte. ¿Sí?

¿Más? Sí, claro. Los niños que nos faltan. ¿No nos podemos traer unos cuantos negritos aprovechando la situación? También. Creciditos no, creciditos son desagradables, que se lo digan a los de Vic, también el PSOE y el PP allí dicen eso de “Que se larguen”, “que nos quitan los recursos” “Que no hay para todos”. ¿Acaso no hemos aprobado leyes para echar de nuestra parcela nacional a todos esos negracos y moros que si son mayores e independientes nos molestan? ¿No hemos aprobado una directiva europea, PP y PSOE como buenos hermanos para poder expulsar a tan desagradable gente? Sí. Negros pobres ya crecidos no queremos. Pero los niños negritos son tan simpáticos, y además, nos cubrirán el vacío que nuestra baja natalidad causa, y nos deprime. ¡¡Ponga un negrito en su vida!!. ¿Que hay padres que han perdido sus hijos en el terremoto? Sí, que se queden en Haití, aquí no los queremos. Pero a las crías que andan sueltas sí. Esas nos gustan ¡Son tan encantadoras!!, pero no es para llenar nuestro vacío ni para completar nuestro ego, no, es por ellos.¡¡Compre un niño!! Ohh, perdón que no se compran, son gratis. ¡¡Compre un niño haitiano gratis!!

¿No somos encantadoramente generosos? ¿No nos apiadamos de los desastres mundiales? Haití, ese lugar maravilloso que antes del terremoto era el paraíso del bienestar, y no necesitaba nuestra ayuda, ahora nos necesita. ¡Pero no se olviden de Haití! como dice el solidario Forges en cada viñeta en una esquinita. ¡Qué majo es Forges!. Yo de mayor, quiero ser una buena persona como él.

Angela Murillo. ¿Magistrada de la AN o chulita de barrio?

Los modos barriobajeros de la Juez Angela Murillo

Causa miedo y preocupación ver a un juez, actuar en la sala como un chulo de barrio,con contestaciones soeces y despectivas hacia los que están en la sala, mostrando una animosidad incompatible con su labor, que le exije imparcialidad, sentido de la compostura, respeto a la Sala de Justicia y no perder los papeles. Resulta paradójico ver que incluso el acusado, se comporte con más respeto a la sala de vistas que el propio juez.

Todos hemos podido ver las imágenes, porque nos han mostrado extractos por televisión, del juicio que la juez Ángela Murillo ha conducido (por llamarlo de alguna manera), Con el acusado sentado, Arnaldo Otegi. Si no fuera por la toga que vestía, cualquiera diría que habían intercambiado los papeles, y es que la jueza se dirigía como una auténtica barriobajera chulesca, sin mostrar respeto por la sala de Justicia, y dirigiendo frases de dudoso gusto e impropias en un juez. Hay que decir que si en vez de juez, hubiera estado en la sala en calidad de abogada, fiscal, o acusada, hoy estaría procesada por desacato al tribunal, y sancionada por comportamiento impropio ante el tribunal.

Que la abogada pida permiso para que el acusado pueda beber agua, pues se lo estaban impidiendo sus policías custodios, y se desplante con un “por mí como si toma vino”, es más propio de una burda tertuliana de Tele5 o de el borachín del bar de abajo, que de una juez ejerciendo sus funciones. No, señora Murillo, debe usted saber que el acusado está obligado a pedirle permiso a usted para beber agua, el acusado y toda la sala depende de usted, porque es usted la autoridad única y suprema en ese recinto. A usted le concierne, le incumbe, y está obligada a dar respuesta correcta a cualquier petición que se haga en la sala. Así que no puede hacer usted como si la petición no va con usted. Diga un sí, un no, o un “dentro de un rato”, o “se suspende por 5 minutos la sesión”, o algo que conste en el derecho procesal, pero no un “por mí como si bebe vino”. Le diré por qué, ya que usted no sabe comportarse. Porque si usted dice en la sala “Se suspende la sesión por necesidad de cambio de vestuario” porque a usted se le ha roto la toga, y el acusado o un abogado le salta “por mí como si se va a mear” o “por mí como si se cambia la braga”, o cualquier bobada parecida a lo que usted, en puro estilo chabacano soltó, seguramente usted habría abierto una causa por desacato al abogado o al acusado.

Es más, si ya es preocupante ver que en vez de labor de juez, usted tiene el ánimo de hacer de tertulana burda, más preocupante es que no sepa usted de leyes, porque usted sabe perfectamente que un acusado tiene prohibido por ley tomar alcohol, máxime cuando su condición es de reo, reo preventivo. Otegi no puede bebe vino, como usted le permitía hacer, simplemente la ley se lo prohibe en la situación procesal que él está, y la ley le prohibe a usted mandar o permitir beber vino a ese acusado. Es preocupante que la juez  no sepa los más básicos aspectos de la legislación en ese sentido.

Pero vamos un poco más allá, cuando he dicho que bien parecía que se hubieran cambiado los papeles y la juez estuviera haciendo el papel de gamberrillo sentado en el banquillo. La situación de que un juez, pregunte en la sala a ver si el acusado “condena”  o “no condena”, es absurda. Otegi perdió la excelente oportunidad de responderle “¿Condenar yo? ¿Pero quien es el juez, usted o yo?”, aquí el juez, el que debe condenar y el único que puede condenar es usted. Sra juez, quien debe condenar a ETA es usted, el juez, no el acusado el único capacitado por ley para condenar es usted, la juez. El acusado no está en la sala para condenar, está en el sillón de acusados para defenderse, no para condenar.

Señora Murillo, si usted acude a la sala de vistas con ánimos de buscapeleas de barrio, con modos de  chusca macarra, no acuda como juez. Vaya a una tertulia de radio o de televisión. Por mi parte, preocupación al constatar que usted no está preparada para juzgar. No conserva usted objetividad, sus modos lo indican.

De hecho ya tuvieron que corregirle a usted sus superiores del Tribunal Supremo. Cuando a otro grupo de vascos (contra quienes parece que usted tiene algo personal) les condenó usted por terrorismo aduciendo que una asociación que defiende la desobediencia civil pacífica como método para alcanzar logros sociales, sirve a intereses terroristas (Asociación Josemi Zumalabe en el juicio 18/98). Usted con su animosidad personal y falta de objetividad que mostró durante ese juicio condenó después a personas a las que luego sus superiores tuvieron que absolver. Causando usted un daño irreparable a los encausados, y pudiéndolo haber causado aún mayor, de no haber sido corregido su sentencia injustificada. Su animosidad causa daños en los ciudadanos. Y su cargo es de mucha responsabilidad, más que la que su personalidad soporta.
Su animosidad personal, en todo lo referente a temas del País Vasco, y mucho me temo que en varios otros temas, así como su falta de objetividad y sus fobias y filias previas, le inhabilitan para la labor de juez, en un tribunal cuyas resoluciones pueden arruinar la vida y el futuro de muchas personas. Dedíquese a otra cosa. Para juez no vale.
Y mientras no la aparten de la carrera judicial por incompetente, recuerde: La que condena es usted, no el acusado. El no puede hacerlo, la ley se lo impide, y a usted se lo faculta. Otra  más, cuando un acusado responde a una pregunta, el juez no dice “ya sabía lo que iba a responder”, eso está de sobra en un juez, incluso lo estaría en alguien de menos reponsabilidad como un fiscal. El juez no puede saber lo que le van a responder, su labor es preguntar, y escuchar la respuesta. Si ya supiera la respuesta no preguntaría.
Apréndase las leyes mejor, el acusado no puede beber vino. Y para beber agua precisa su autorización. Para la siguiente ya lo sabe.



Para los fisonomistas que creen en que la personalidad se refleja en el rostro, aquí queda el aspecto físico de la persona en cuestión..

Y a Zapatero se le ocurrió rezar.

Tras el fracaso de sus plan E, de su plan A, y de su plan B para que España abandone el liderazgo del paro y el desastre económico y social, al presidente español Zapatero se le ha ocurrido que rezar puede ser la solución.

Como lo oyen, Obama, el premio nóbel de la Paz que defiende la guerra como método, invita al presidente laico Zapatero a rezar para pedir al Dios de los cristianos la solución de los problemas que ellos mismos crean y no solucionan.

Es posible que quizás sea por el desastre de Afganistán por lo que vayan a rezar juntitos a Yaveh, el contrincante de Ala, que últimamente parece que va ganando la partida. El pacifista-guerrero Obama y el laico-orador Zapatero pueden inclinar la balanza a favor de Yaveh con sus jaculatorias. Quién sabe.

Después de que las tropas del pacifista Obama y del tolerante Zapatero invadieran Afganistán, asesinaran con sus bombardeos “inteligentes” a miles de civiles afganos y a decenas de miles de combatientes afganos, y fracasado su empeño de colocar un gobierno afgano dócil que no sea ni corrupto, ni fraudulento, ni islámico sino “demócrata pacifista laico” como simbolizan estos dos elementos laico-rezadores, pacifista-guerreros, y capitalistas-socialistas, fían los destinos de sus objetivos a Dios. Quién sabe.

Rezarán a Dios para que no sean los terremotos, sino el hambre y la enfermedad, como siempre, las que maten a los haitianos. Rezarán a Dios para que salve el capitalismo y la economía y los haga compatibles con la justicia y la igualdad. Rezarán a Dios quizás para poder aniquilar a los afganos rebeldes que se resisten a sus planes. Rezarán a Dios para que su táctica de ilegalizar partidos, torturar en comisarías y bases militares, detener políticos y aporrear y perseguir a familiares de presos que piden por los suyos, les de el resultado que buscan. Quién sabe.

O quizás mientras la Iglesia española convoca actos multitudinarios para rezar por la “familia tradicional” y contra la “decadencia espiritual”, ellos recen en EEUU por sus causas. Justas eso sí. Quizas acaben rezando para que Dios les ilumine en la tarea de impedir que más y más desagradables inmigrantes desarrapados les traspasen las vallas con cuchillas que han puesto en sus respectivas fronteras, o las mortales aguas tracioneras que aún dejan colarse algunas pateras con desagradables negros pobres harapientos cuyos malvados objetivos de ganarse la vida en “nuestra parcelita” nos hacen la vida imposible.

Y es que ya lo dijo el del talante, Zapatero “La tierra no es de nadie, si acaso del viento”, por eso hay que ponerle vallas de espino, y porque no es de nadie…..¿Quién nos impide ir a Afganistán con armas?

Por el capitalismo amable. Roguemos al señor
Por las invasiones satisfactorias. Roguemos al señor
Por la paz con la cárcel y la tortura. Roguemos al señor
Por el “aquí no cabemos todos” los ilegales fuera. Roguemos al señor
Por un Haití donde se muera, como siempre, de hambre. Roguemos al señor
Por una Somalia pobre pero dócil, que no nos joda la pesca. Roguemos al señor
Por una Euskadi y una Cataluña españolas 100%. Sin indígenas que protesten. Roguemos al señor

¡¡¡¡RECEMOS CON ZAPATERO y OBAMA!!!

Yo rezaré a mi Dios, puestos a creer en paradojas de dioses que escuchan súplicas curiosas, y le pediré con toda mi fé, que un bendito rayo motal caiga sobre las cabezas de los hipócritas y criminales mandatarios. EL mundo sería algo mejor al día siguiente.
De eso no tengo duda, ¡Pero Dios es tan caprichoso….!

Juez Marlasca Y el apoyo a la tortura.

Hablemos claro:

No sé si alguna vez el juez Grande Marlasca seá juzgado por colaboración con delitos de tortura,y cosecuentemente por delito de secuestro o detención ilegal, pero debería serlo algún día.

Conocido es que este juez se vale de una figura y protocolo policial, que según la propia ONU, además de Amnistía Internacional y todas las ONG que luchan contra la tortura es promotora, y amparadora del tormento y tortura al detenido para lograr confesiones. Antesala de la tortura, le llaman a ese régimen de detención. Incomunicación del detenido, impedimento de que sea atendido por abogado de su designación en los interrogatorios, impedimento de que sea atendido por un médico de su confianza, y absoluta oscuridad en las dependencias policiales durante 5 días. Sin cámaras, sin testigos, y en manos sólamente de un cuerpo policial, que puede hacer lo que quiera con el cuerpo del detenido sin que nadie los vigile ni lo observe ni supervise.

Además de negarse Marlasca reiteradamente, siempre, a aplicar el “protocolo antitortura” recomendado por la ONU y puesto a veces en práctica por un compañero suyo (Garzón) que el 99% de las detenciones, a pesar de ser él (Garzón) el que lo sugirió como garantía, no lo utiliza tampoco, además de eso, Marlasca promociona y premia la tortura cuando encarcela y toma en cuenta exclusivamente la confesión arrancada al detenido en dependencias policiales, haciendo caso omiso a la declación que el mismo detenido hace ante el juez (ante él mismo), y sin base a ninguna otra prueba inculpatoria.

Marlasca hace lo contrario que cualquier juez debería hacer, hacer prevalecer la declaración del detenido que se produce a espaldas del juez(en las mazmorras) , por encima de la que se produce ante el juez. Cuando todas las legislaciones indican lo contrario. Siempre debe prevalecer la declaracionante el juez, sobre cualquier otra. De esta manera, haciendo válida la declaración en calabozos policiales sigue Marlasca alimentando y haciendo beneficioso para la policía la tortura. Si Marlasca no utilizara autoinculpaciones dudosas realizadas en su ausencia, a la larga la tortura no tendría beneficios, y podría desaparecer. En este caso, al ser útil y dar resultados, no hace más que continuar , ellos la hacen pervivir al protegerla.

Nuevamente otro caso de torturas cae sobre las espaldas de Grande Marlasca, en primer lugar por negarse a apicar el protocolo antitortura, al detenido. En segundo lugar por dar veracidad a una autoinculpación que el poropio detenido niega ante el juez. Y que declara ante el juez haber sido obligado a firmarla. En tercer lugar, por encarcelar a una persona sin más prueba que su propia declaración dudosa y negada por el detenido.

Marlasca, así como el resto de sus jueces compañeros de la Audiencia Nacional tendrán algún día que responder por delitos de lesa humanidad, como la tortura, y el encarcelamiento arbitrario.

El nuevo caso vergonaznte, es el de Peio Olano. Encarcelado con la única prueba de lo que la Guardia Civil dice que les confesó “amablemente” en una sesión de interrogatorio de 120 horas donde nadie puede saber cómo le interrogaban, o qué hacían con él, mientras Olano mismo lo niega. EL asunto espectacular, es el supuesto uso de un lanzamisiles hallado en Francia hace años para atentar contra Aznar. EL lanzamisiles existe, no fue incautado a Olano, sino en un zulo en Francia hace varios años. El intento de atentado, al parecer existe, aunque la única prueba son una entrevista a dos miembros de ETA en la que afirman que se intentó. Declaraciones periodísticas, que en muchas ocasiones según dice Rubalcaba, no hay que creer. A ETA no hay que creerla, o sí hay que creerla, pero no ambas cosas a la vez. Marlasca no puede deducir que hubo intento de atentado simplemente porque dos etarras digan que así ha sido. o Lo que dicen los etarras es mentira, o es verdad, pero no es mentira o verdad cuando interesa que sea una cosa, o la otra.

Bien, el lanzamisiles fue incautado hace años, existe, pero que lo vincule a Olano no lo sabemos en base a ninguna prueba real. Excepto una simple confesón amable de Olano, 5 días en manos de la Guardia Civil. A pesar que medios de la utraderecha española, como “El Mundo” con su habitual dinámica periodística del embuste titule el míercoles 13 de Enero de 2010,”OLANO TENÍA EL MISIL PARA MATAR A AZNAR EN UN LOCAL MINICIPAL”, pues no, el titular es inventado, ni el misil fue incautado a Olano, ni fue intervenido en ningún local municipal sino en Francia, y no ahora sino hace años. Al menos Marlasca en los registros no ha dicho nada de que le haya sido intervenido a Olano ningún misil, ni ha intervenido ningún misil Marlasca. Ni había nada en ningún local municipal. Nuevamente toda la basura informativa proviene no de los hechos, ni de las incautaciones, ni de pruebas, sino de lo que “La Guardia Civil nos cuenta que Olano les contó amablemente”.

Que un periódico del régimen, o todos los periódicos del régimen no se base en pruebas sino en rumores y palabras, no es de extrañar, aunque hable bastante mal de su profesionalidad, al dar verosimilitud a autoinculpaciones más que dudosas, sobre las que pesan todas las sospechas de haber sido arrancadas bajo tormento o tortura. Que sea un juez el que se base exclusivamente en confesiones producidas en indefensión y en la oscuridad de 5 días aislado en na mazmorra ante sus captores militares de la Guardia Civil que ha sido condenada multiples veces por torturar a los detenidos, o ha sido donde el mismo estado montó una banda parapolicial con 29 asesinatos con firma benemérita, es otra cosa más grave. Jueces que colaboran con la tortura, jueces que amparan y protegen la tortura. Eso es grave, señor Marlasca. Y algún día deberá responder por ello. Son muchos los torturados por sus decisiones, omisiones, y actuaciones ya.

Aplique el protoclo antitortura con los detenidos, ponga cámaras que graben los interrogatorios, y hasta que esto no sea así, no use las declaraciones que se hacen en su ausencia, en estas condiciones, como única prueba de encarcelamiento. Si lo hace, es usted cómplice de tortura, porque la permite al incomunicar y ocultar al detenido de toda vigilancia garantista e imparcial, y además la usa al usar sus resultados (la cofesión en esas condiciones). Cumpla con lo que la ONU le pide, Marlasca, un régimen de detención que proteja al detenido y cumpla con garantías mínimas. Cumpla con lo que Amnistía Internacional le reclama, detenciones sin a malos tratos, sin tortura, con cámaras y con abogados y médicos. Y dejará de ser un torturador,aunque los que ya ha torturado usted, no tengan remedio.

NO A LOS JUECES colaboradores con la tortura.
No a Guantanamo, NO a Abu Graib, no a los regímenes que torturan. NO Audiencia Nacional. NO al GAL judicial.
POR EL ENCAUSAMIEMTO DE GRANDE MARLASCA y sus cómplices.
Ilegalización de cuerpos policial-militares torturadores.

Domingueros de las causas solidarias de moda. ¡¡Qué cool!!

Parece que muchos han descubierto la pólvora mojada al escandalizarse de que a algún activista que boicotea, irrumpe o accede a algún acto oficial o cumbre de mandatarios para plantar su reivindicación le meten en la cárcel, a raíz de que el “tema de moda” es López Uralde, que no es un cualquiera, es el dirigente de Greenpeace en España.

Activistas que reivindican cosas, y hacen actos de desobediencia civil, de sabotaje, de boicoteo, de interrupción de actos, de colarse por la puerta de atrás en edificios oficiales, e incluso fincas privadas, han sido desde siempre reprimidos, primeramente con porrazos de la policía, después con detención o toma de datos, y luego con denuncias, y por supuesto con cárcel, arresto y multas.

Encadenarse a un árbol para reivindicar cualquier cosa relacionada con la naturaleza, encadenarse a una escavadora para llamar la atención y reclamar la paralización de un proyecto urbanístico, entrar en un acto oficial saltándose el precinto para desplegar una pancarta, está, desde hace tiempo y siempre, siendo condenado o por desórdenes públicos, o por resistencia a la autoridad, o por desacato o incluso por atentado a la autoridad si la espalda del manifestante hace daño a la porra del policía, a peticiones de cárcel de hasta 1, 2, 3 o 4 años. Y hermosas multas incluso por una manifestación o concentración en la calle, sin más daño.

Hay gente que al parecer no se entera de ello hasta que a un tal Lopez Uralde lo sacan en los telediarios como si su siituacion de detención fuera sorprendente, novedosa, o inédita. Y de repente tenemos un aluvión de gentes solidarias de domingo, que al parecer no conocen ni defienden ni se han enterado de otros “de a pie”, gentes anónimas que llevan en la misma situación mucho tiempo, que sufrieron ayer, y que sufrirán mañana lo mismo. En esto también cuentan las clases, o las modas. Luego, curiosamente, tras estar 3 días en el candelero, el tema “solidario” se olvida, y pasamos al siguiente , ahora tocará Aminetu Haidar, la primera persona que se pone en huelga de hambre, al parecer, o la primera en la Historia que reclama el derecho de autodeterminación de su pueblo, o la primera deportada. Pasan tres días, y toca Gaza, entonces cuando nos cansamos del tema de moda, pasamos al siguiente, el Tibet. Y luego a olvidar. Lo siguiente será una cuestación de Tele5 contra el cáncer, y a sentirnos bien por lo majos que somos, lo solidarios que somos. Domingueros de causas solidarias. Surferos que cabalgan en campañas de moda, porque sienta bien eso de sentirse solidario.

Mañana un par de periódicos nos dirá que en Irlanda (hay Dios mío), se va a instaurar el delito de blasfemia, a ello se sumarán todos los demás periódicos como loros. Toca tema de moda. Pero para otros que sabemos que en España se lleva juzgando por ese mismo delito, mucho tiempo a gente sin que nadie diga nada, o repare en ello o los mass-media juzguen que no hay que dar ese circo a las masas obedientes, nos produce un poco de extrañeza, y rabia. Hala, todos a condenar a Irlanda por meter en lo penal la ofensa religiosa, y nadie se ha enterado del artículo 525 «Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican»

O sea, 14 años al menos con esa ley, gentes aquí acusadas por decir “me cago en la virgen”, y ahora toca descubrir la pólvora mojada, pero en Irlanda, y cuando lo mandan los periódicos dominantes. Tenemos tema de moda para tres días, nos sumamos a la campaña contra el delito de blasfemia (eso sí, en Irlanda), y a otra cosa mariposa, a ver qué noticia nos da a comer mañana Público, o El País, o El Mundo.

Ya hace tiempo que venía observando, alrededor de 20 o 25 años, que las conciencias de la gente se lavan solidarizándose durante tres días con lo que el telediario de turno (entonces), o los periódicos dominantes, tienen a bien sacar y presentar como “la injusticia del momento”.

Entonces eran un día la hambruna de Etiopía, “Qué pobres negritos”, seguíamos la noticia tres días, y tocaba el terremoto en Méjico, desde ese momento Etiopía ya no existía, y existía Mejico, una cuenta para meter dinerito, y a los tres días la guerra de Sri Lanka, “Qué injusticia”, un par de manifestaciones y manifiestos y a pasar página, toca la cumbre mundial por el desarme en Ginebra, pasado las torturas que denuncian los presos de Abu Graib, que aquí no tenemos de eso, que Amnistía Internacional miente al hablar de España.

En fín, domingueros de causas solidarias, surferos de olitas de causas justas a las que adherirse, limosnas de domingo, y el lunes a trabajar.

Para acabar, un vídeo de esos “López Uralde” anónimos, personas no relevantes, no famosas, no protegidas por los periódicos, que también se enfrentan a penas de cárcel, y en las que nadie a reparado. No sé si sentarse en la calle, es más grave que irrumpir en un acto oficial de jefes de estado en un edificio protegido y precintado. No sé si dos años de petición de condena, es más que 21 días.

No sé si hay gente “más igual que otros” en cuanto a la ley, sí los hay en cuanto  a dónde se coloca el puntero de la atención que nos dirigen los medios de comunicación, esas empresas de fabricar modas y opinión volátil y floja.

Más trabajo diario, más militancia constante, más defensa del desconocido y anónimo, más seguimiento de las injusticias y menos mercadishing lavaconciencias, que ya huele.