EL País, y el periodismo mierda. (2)

Cuando un periódico que tenías por serio te miente, es como cuando un amigo te miente. Te decepciona y ya no puedes volver a confiar en él.

Si la mentira es un error o un descuido, esto no sucede, pero cuando la mentira es deliberada e interesada, ese periódico pierde todo el prestigio de un plumazo.

Hoy se publica un editorial de El País donde deliberadamente se miente. Se hace referencia a un acto/manifiesto que Eusko Alkartasuna en unión con sectores de la izquierda nacionalista realizaron, en el que se hicieron declaraciones interesantes (leidas y escritas) como:

“Consideramos, en ese sentido, que el proceso de diálogo multipartito
debe desarrollarse en base a los “Principios Mitchell “, en particular en lo
referente al:
Compromiso exclusivo con las vías pacíficas y democráticas para
la resolución del conflicto.
Compromiso con renunciar al uso de la violencia, y al rechazo a
todo intento por otros al uso de la fuerza, o la amenaza de usarla,
para intentar influir en el curso o el resultado de las
negociaciones multipartitas.
El proceso democrático en marcha necesita para su desarrollo,
además de recuperar las condiciones democráticas mínimas, que se den
avances en diferentes ámbitos:
– Reconocimiento de los derechos civiles y políticos básicos. El
derecho de manifestación, asociación así como el de libertad de
expresión no deberán ser reprimidos. Exigimos la derogación de
la Ley de Partidos Políticos y el establecimiento de medidas que
solucionen las situaciones ilegítimas que actualmente se
padecen en las instituciones públicas. Consideramos básico la
aceptación de la Declaración Universal de Derechos Humanos,
los Pactos Internacionales de derechos civiles y políticos ..”
 

Que se puede leer perfectamente aquí: (Aparte de estar en documentos audiovisuales a disposición de un usuario medio de internet)

http://www.gara.net/agiriak/20100620_euskalduna.pdf

No es bueno que un periódico serio mienta.

sin embargo, el editorial que hace referencia a ese acto  miente cuando dice : “….escenificaron ayer en Bilbao un acuerdo para luchar por la independencia del País Vasco. No hubo una sola referencia a ETA, ni a la violencia…..”.

El editorial se puede leer aquí:

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Eguiguren/Rubalcaba/elpepiopi/20100621elpepiopi_1/Tes

Anuncios

¿Por qué es indigno juzgar a Garzón?

¿Por qué es indigno juzgar a Garzón?

Pues porque le han ordenado y permitido prevaricar durante mucho tiempo, a sus anchas y ahora lo procesan por hacer lo mismo. Solo se ha “pasado” en el objetivo de su prevaricación.

A todos los jueces españoles les han permitido lo mismo, y la misma praxis prevaricadora de instrumentalización o esquiva de la Ley ha sido lo que los jueces han mamado, y algo a lo que están acostumbrados.

Leamos una declaración de un compañero de Garzón, un juez de la Audencia Nacional pronunciada en el 2006 para comprender dónde está el germen de esa filosfía de la prevaricación. Estas palabras nos aclaran a la perfección qué entienden por Ley los jueces españoles, o más bien qué entienden por trabajar y ser titulares de un juzgado y qué poder se tiene cuando ahí se está. La cita es textual: «Como órgano especializado, arriesgamos y anticipamos la necesidad de reformas legislativas -confesó-. A veces nos parece que una ley tiene que cambiar; entonces, se abre esta opción con una sentencia y se hace que decida el Tribunal Supremo por la vía del recurso. Y a veces se revocan nuestras sentencias, pero se nos admite que eso se hace sólo porque `con la ley actual no se puede’, y automáticamente ésta se reforma».

EL juez del tribunal especial, nos muestra cuál es su praxis, saltarse la ley a su antojo, para sus objetivos personales o ajenos, apoyados o no apoyados por otros poderes, pero hasta ahora consentidos por todos.
¿Que nos dice en esta conferencia el compañero de Garzón?
Que a veces la Ley no les gusta, y que a veces ellos saben que los procesos que incoan son ilegales, o alegales, que quizás su objetivo (procesar a tal, o prohibir a pascual) no es abordable según la Ley, que no se puede hacer, pero que ellos la meten a “ver si cuela”. O sea, que hacen cosas ilegales a sabiendas, para “ver si cuela”. Si no cuela en una, cuela en la siguiente. Buscan ellos (Y no la Ley) su objetivo y fín, e intentan calzar la Ley a su objetivo. A sabiendas de que sus manejos van a ser rechazados por otros tribunales. o sea, que intentan una alegalidad una y otra vez. Hasta que encuentran complicidades, o encuentran que el poder judicial mira para otro lado, o concuerdan con ellos en sortear la Ley, en considerar que el objetivo de estado a buscar es más importante que la ley.

Una vez que “cuela” una vez, ya lo tienen hecho, colará todas, porque los poderes que han hecho la vista gorda esa vez, no podrán reconocer a posteriori, en casos parecidos que ellos prevaicaron al dar el visto bueno a un procesamiento alegal, a una prohibición injustificada, a una imputación genérica no fundamentada, o a un procesamiento de una persona.

Nos dice Bermúdez, y Garzón es además de su compañero en perpetrar esto, un ejemplo perfecto de cómo se actúa, que ellos (ellos y no la Ley) son “la punta de lanza”. Para lograr que algo ilegal, quepa en un auto judicial. Tarde o temprano. Tras hacer estas declaraciones, no fue expulsado del cuerpo judicial, tras reconocer que prevarican como tribunal especial, no se abrió investigación alguna. Ahora se ponen puristas con eso de prevaricar , lo de “dictar resolucion injusta a sabiendas” o con eso de “usar las Justicia con objetivos que no son sólo la Ley y su cumplimiento sino algo prefijado”.

Garzón, Marlasca y sus compinches, han prevaricado en el caso “De Juana”, han prevaricado en el caso Batasuna, en el caso de Gestoras Pro Amnistía, en el caso de Udalbiltza, han prevaricado en el caso del cierre del diario Egin, y en el cierre del diario Egunkaria, prevaricaron cada vez que prohibieron una manifestación de protesta, y  prevarican cuando cada vez que se intenta poner en marcha un partido político, actúan para impedirlo. Juegan y jugaron a conseguir objetivos prefijados, y si la Ley no les dejaba buscaron la manera de colarla. Es fácil cuando la víctima de la prevaricación no es del agrado de los poderes del estado español, el PP y el PSOE. Prevarican cuando condenan a algún joven a 10 años por quemar un cajero en virtud de la ideología del acusado, cuando por el mismo hecho otro joven con otra ideología recibiría una condena de 6 meses de arresto domiciliario. Prevarican si un juez afirma es una sentecia, como Bermúdez, que las condiciones de detención incomunicada, sin abogado, médico ni vigilancia externa del interrogatorio no garantiza la integridad física de las personas ni su seguridad, y a los 2 días el mismo juzgado decreta para 10 personas el mismo protocolo de detención que denuncia como negligente. Prevarican a menudo, pero de mutuo acuerdo porque se saben impunes, consentidos, incluso aupados y aplaudidos.
No prevaricó Garzón cuando por despecho y 10 años después de tener múltiples evidencias investigó al PSOE por montar una banda terrorista, el GAL, no prevaricó porque su sentencia no era injusta, prevaricó por usarla sólo motivado por despecho personal, y prevaricó por haber estado 10 años él, y todo el resto de los jueces no queriendo investigar ni sacar los trapos sucios que sabían, apuntaban alto. A la cabeza. Prevarica Garzón y sus compañeros del TOP cada vez que confunden a sabiendas fines con medios, y decretan que terroristas no son los medios que se usan para los fines sino los fines que son perseguidos con esos medios. Prevarican y lo saben cada vez que se basan en esa confusión para ilegalizar asociaciones y partidos aunque no hayan tocado un pelo a nadie, y sus “armas” sean el escaño, la pluma o e micrófono. Prevarican y lo saben, pero lo sabe mucha más gente, y  callaron y callan. Ahora vociferan, en especial la progresía de sofá postfranquista, la de la Unidad de España, la de la tortura y la de la prohibición y encarcelamiento de disidentes.

Pero repito, es indigno que a Garzón se le persiga por aquello que se le ha permitido, u ordenado hacer tántas veces. Están acostumbrados a que primero se fije el objetivo político o social, y luego se busque el encaje legal aunque sea con fórceps y tapándose la nariz y cubriéndose y parapetándose unos a otros. ¿Por qué ahora se ponen puristas? ¿No es eso lo que pedían de los jueces? ¿No es eso lo que les pide Rubacaba cuando les insta a ilegalizar Iniciativa Internacionalista acaso tengan, o no tengan pruebas para ilegalizarla? Pero en el caso del PP, ¿No es acaso eso mismo lo que pide Rajoy o Basagoiti a los jueces y les abroncan cuando no les siguen los dictados de ilegalizar “porque sí” y sin pruebas a algo o a alguien?

Si les piden sumisión a estrategias que parten de los políticos y del ejecutivo ¿Por qué ahora se lo censuran? ¿Acaso no es esa la Justicia que buscaban? ¿O es que cren que pueden crear un arma letal como justicia a la carta y que el arma letal sólo sirva para dañar a los que les caen mal o a los que el poder ha consentido en eliminar?

Sí, ahora viene a ser más grave intentar juzgar delitos de hace 70 años de manera ilegal, que ilegalizar partidos hoy, o impedir qu un preso salga en libertad cuando le corresponde, o arrancar confesiones en los calabozos de manera ilegal, torturando, hoy. Y los otros, les parece más grave apartar a un simple juez de la carrera judicial que que encarcelen a 40 disidentes políticos a 10 años precisamente por su actividad pública y política. O que los suelten bajo fianza con la condición de que “no se dediquen a hacer política ni actos públicos”. Esa es la progresía de postal. La que consiente la tortura en España, o que España desoiga las recomendaciones de la ONU y Annistía Internacional durante 25 años. La progresía del régimen, que consiente  que se hagan atropellos hoy, pero que se ponen a estudiar y rasgarse las vestiduras ricas por lo de hace 70 años. Hieden, realmente.

¿Quién gana con el final de ETA? ¿Y quién pierde?

¿Quién pierde con el fin de ETA?

Vamos a hacer un análisis simple de intereses ante el eventual cese de la violencia de ETA y siendo conscientes de que los partidos políticos y los grupos de presión sólamente se interesan por réditos electorales o monetarios.

Perdería Aralar.

Habida cuenta que lo único que le diferencia de la Izquierda Abertzale es la postura, receta y análisis del por qué de la violencia de ETA, su razón de ser desaparecería. Perdería los poquitos votos que ha logrado arrancar tras años de ilegalización de Batasuna. Si bien es cierto la predicción de un reparto de los votos de Batasuna entre Aralar y PNV ha fallado, y que quien votaba a Batasuna no ha cedido a lo que percibieron como chantaje y prefirieron echar su voto a nulo o a abstención, algunos votos sí arrancó Aralar de los ciudadanos excluidos, pocos, pero algunos.

Con el fin de ETA Aralar desaparecería porque su rasgo difetencial con respecto a Batasuna desaparecería, y con él, Aralar entera. Con Batasuna ilegalizada aprox. 1/5 parte de los votos de ésta fueron fagocitados por Aralar ,pero en los únicos comicios en que la base social abertzale ha podido votar más o menos libremente, las europeas con Iniciativa Internacionalista, Aralar fue barrido. Aún con el hándicap de no poder hacer aquella una campaña electoral con naturalidad. En unas elecciones donde Batasuna concurriera habiendo sido la artífice real del desarme de ETA, Aralar y sus condenas retóricas infructuosas pasaría a ser en pocos años, historia.

Perdería el PSOE.

A dos niveles, a nivel vasco (PSE) y a nivel español (PSOE).

A nivel vasco perdería el gobierno de la CAV con esos más de 100.000 votos sacados de las urnas y echados por el frente PPSOE al puchero/pucherazo/papelera, nuevamente en juego y contando el PSE volvería a ser un partido de oposicion, minoritario, según le corresponde por votos, y aunque importante, ni con los votos de sus aliados naturales del PP conseguiría conformar una mayoría. Habida cuenta de que incluso hoy, la suma de votos nacionalistas emitidos son más de 600.000 y el frente PP/PSOE cuenta con 480.000. EL PSOE necesita esos votos ciudadanos clave, fuera de las urnas a toda costa para poder ocupar el gobierno. Objetivamente no les interesa que ETA deje las armas. Les es asumible un “terrorismo de baja intensidad” que causara 3 o 4 víctimas mortales al año, de las que pudiera seguir sacando rédito electoral como hasta ahora. ETA en vez de ser un elemento desestabilizador para el PSOE es una fuente golosa de votos para el PSE. Durante la actividad violenta de ETA, el PSE ha pasado de tener en 1980 , 9 diputados, a tener en 1994 , 12 diputados, en 1998, 14 diputados, en el 2005, 18 diputados y en la actualidad 25 diputados  . EL dicho “Unos agitan el árbol (ETA) y otros recogen las nueces (PSE)” nunca ha sido objetivamente tan cierto con datos en la mano. ¿Por qué iba a interesarle al PSE el fin de ETA si con ETA gana más? Ningún analista político ni electoral ha hallado una razón consistente.

A nivel estatal y como partido nacionalista español no tendría la excusa permanente de la violencia para abordar el “problema vasco” en sus parámetros políticos, electorales y democráticos, que es en resumen la negativa centralista/imperialista de aceptar que el pueblo vasco quiere algo (indepdencia, soberanía, derechos políticos y autogobierno) que les es vetado desde fuera. y situaría el problema en el mismo punto que la situación catalana, donde la mayoría social tiene una visión nacional y no regional/subordinada, de Cataluña. EL permanente y fructífero objetivo de presentar el problema vasco como un simple problema de orden público, de terrorismo, o de violencia, quedaría hecho añicos, y el problema político aparecería desnudo. En un escenario internacional donde a España no le interesa que se vean desnudos los problemas políticos, sino mezclados y confundidos. La sociedad vasca recordaría el lema nacionalista español de “primero la paz y luego la política” y lo exigiría.

Perdería el PP.

También a dos niveles, el vasco, y el estatal.  A nivel vasco por lo mismo que el PSE, no tendría ni de lejos la posibilidad que tiene ahora de actuar de aliado preferente del PSOE en un gobierno vasco. Y dejaría de medrar a costa de ETA. Basta dar un repaso a los resultados electorales para comprobar cómo ha influido la actividad de ETA en el espectacular aumento de votos del PP.  AP+UCD contaba en el año 1980, con 8 diputados, en el año 1994 contaba con 11 diputados, en el año 1998 , 16 diputados, y en el 2001, 19 diputados. “Unos sacuden el árbol y otros recogen las nueces” otro caso de libro.
A nivel estatal tendrían el mismo problema que el PSOE, sin la existencia de ETA. Ninguna excusa ni posibilidad de tergiversar deseos populares expresados en la urna.

Cierto es que ETA, y la violencia es un caladero de votos en España para ambos partidos, pero como son ambos los que sacan réditos políticos de la existencia de ETA o de los atentados, no habría un perjudicado claro (entre los dos) con la desaparición de ETA en ese sentido. Si acaso se beneficiaría un tercer partido como IU. Pues PP y PSOE no podrían usar el tema de la violencia para ganar votos españoles, cosa que IU nunca ha hecho, o no ha tenido oportunidad de hacer. Pero quedaría como perjuicio electoral en el PV, y como perjuicio en la razón imperialista de estado, la desparición de ETA.

Importante, aunque penoso es hacer un balance del uso de la violencia con motivo electoral. Que en el 2004 fuera un atentado sangriento en Madrid el que diera un vuelco electoral a favor del PSOE puede ser una casualidad, aunque el atentado fue bien gestionado para lograr tal aumento de votos, pero que 4 años más tarde, cuando todo apuntaba nuevamente a una victoria del PP y nuevamente a 3 días de las elecciones ETA asesinara a Isaías Carrasco y volviera a dar un vuelco electoral más que casualidad puede ser hábil utilización de los atentados en propio beneficio, si tenemos en cuenta que durante unos meses ETA se limitó en esa campaña a atentar sólamente contra sedes del partido PSE, y al PP ni lo tocó. ETA proporciona victorias electorales, y eso los partidos lo saben. Pero el PP no le va a la zaga en eso al PSOE. Basta repasar la excelente gestión que hicieron del asesinato de un concejal suyo , M A Blanco, en España y sobretodo en Euskadi. En este sentido el fin de ETA no puede beneficiar más que a IU, por ejemplo.

Perdería el PNV.

El PNV abandera el “nacionalismo no violento”, en un escenario de no violencia muchos de los votos que hoy no van a la Izquierda Abertzale por la mezcla de violencia y política, y por el acoso judicial y policial que existe sobre el destinatario de los votos que estos emitirían y a día de hoy, no emiten, saldrían del PNV para volver, o acudir a una fuerza soberanista, con presencia libre en las instituciones (cosa que hoy le está vetada).

Perderían los escoltas, empresas de seguridad privada, y demás gremios incluidos los servicios de espionaje, escuchas a los que da trabajo a granel el Ministerio del Interior a día de hoy.

Muchos pierden, y eso quizás explica por qué a muchos nos parece que en realidad, nadie quiere el fín de ETA.

Ismael Moreno. El juez que colabora con la tortura.

Mientras que Fernando Grande-Marlaska decretaba ayer el ingreso en prisión del donostiarra Faustino Marcos, del elorrioarra Adur Aristegi y del getxoztarra Jon Rosales, el movimiento pro-amnistía informó de que los cuatro vascos que el viernes fueron encarcelados por orden del juez Moreno han denunciado haber sido objeto de duras sesiones de torturas a manos de la Guardia Civil. Tanto, que el hernaniarra José Camacho se encuentra hospitalizado desde el miércoles en el madrileño Hospital Clínico San Carlos a consecuencia de una infección en la sangre que ha sido provocada por los malos tratos sufridos durante la incomunicación.

José Camacho ha denunciado que los golpes y las amenazas han sido una constante desde su arresto, el lunes, además de que durante la incomunicación ha sido obligado a permanecer desnudo, sólo con una camiseta. Señaló que han sido incesantes las veces que ha sufrido la práctica de asfixia conocida como «la bolsa»; para ello, según su denuncia, primero le colocaban una capucha gruesa y una bolsa por encima. Mientras le hacían «la bolsa», los guardias civiles le obligaban a realizar ejercicios físicos hasta la extenuación. Y cuando él no era capaz de hacerlo, eran los propios militares quienes le realizaban ese movimiento, según informó ayer el movimiento pro amnistía. A consecuencia de esas sesiones de malos tratos, el músculo posterior de la pierna derecha de Camacho «se encuentra reventada», lo que ha derivado en una infección de sangre. Fue al comenzar a vomitar cuando lo enviaron ante el médico forenes, quien ordenó su inmediato ingreso hospitalario.

Similares métodos de tortura

La hospitalización de Camacho llegó el miércoles, aunque no trascendió hasta el viernes, cuando el juez Moreno y la fiscal se trasladaron al hospital madrileño para redactar, finalmente, su ingreso en prisión. GARA ya cuestionó la versión ofrecida por las agencias de información, que señalaron que Camacho contaba con una enfermedad previa a su arresto. Algo que fue desmentido por sus allegados y conocidos.

La práctica de «la bolsa» ha sido denunciada también por los hernaniarras Josune Balda y Juan Mari Mariezkurrena y la vecina de Segura Euri Albizu. Todos han denunciado continuos golpes, métodos de asfixia, ejercicios extenuantes, amenazas, humillaciones e insultos. En el caso de Mariezkurrena, ha denunciado que también le golpearon en los testículos.

Al igual que todos los detenidos entre el pasado sábado y el lunes, el donostiarra Faustino Marcos -detenido el martes en Portbou por la Policía española-, y los jóvenes Adur Aristegi y Jon Rosales -detenidos el miércoles también en Girona- fueron ayer encarcelados por orden del juez Grande-Marlaska. Mientras que acusa a Marcos de intentar crear una infraestructura de logística para ETA en suelo español, a Aristegi y a Rosales les imputa «colaboración con banda armada» y «pertenencia», respectivamente.

Las FSE mantienen el operativo abierto en busca al menos de otras cuatro personas. Además, tanto el juez Moreno como Grande-Marlaska mantienen la causa bajo secreto de sumario.

———————————–

El Juez Moreno, saber porque se lo ha dicho la ONU, y Amnistía Internacional, que cada vez que decreta la incomunicación del detenido, y permite 5 días de oscuridad e impunidad y desinformación. Colabora con la práctica de la tortura.

No a los jueces torturadores.

No a la incomunicación del detenido.

No a quien impide que se pongan garantías para la no tortura de la persona.

No al incumplimiento de las recomendaciones de la ONU.

Tortudadores no.

Euskadi. Manifiesto en aras de un Proceso de Paz. Condiciones básicas.

Manifiesto. Iniciativa popular en favor de los derechos civiles y políticos

Somos muchos y muchas las que, en este país, observamos con preocupación la vulneración de derechos civiles y políticos que se ha ido afianzando durante la última década. El Estado español, y a otro nivel el francés, dirige sus baterías legislativas, ejecutivas, judiciales… hacia un punto en el cual el mero ejercicio público y transparente de la actividad social y política se convierte en delito. Esta estrategia condiciona el presente y el futuro de Euskal Herria.
Así las cosas, creemos que es momento de enfrentarnos a hechos sin parangón en Europa. Y es por eso que debemos poner en marcha instrumentos que, como pueblo, nos permitan revertir la situación, restituir el respeto y la garantía de los derechos civiles y políticos, restablecer la democracia. Una iniciativa en defensa de la expresión libre de personas y colectivos. Un esfuerzo colectivo para crear, impulsar y asegurar una nueva situación en la que las ideas y opiniones latentes en este pueblo vuelvan libres a la plaza pública. Por eso, amparados por declaraciones de organismos internacionales de reconocido prestigio, reclamamos el ejercicio efectivo de los siguientes derechos ineludibles:

Libertad de opinión. Los estados están empleando todas las medidas a su alcance para, más allá de quitar la palabra, incluso desterrar el pensamiento disidente en Euskal Herria. Se impone así un verdadero estado de excepción que censura reclamaciones legítimas y afecta de manera irremediable a la libertad de pensamiento.

Libertad de expresión El cierre de medios de comunicación, la limitación de la libre participación en ruedas de prensa, conferencias, actos públicos, la criminalización, en definitiva, de la expresión de ciertas ideas, incluso sentimientos, impide la participación popular en la vida política. Esto certifica la defunción de un estado que tal vez alguna vez se quiso considerar de derecho.

Libertad de asociación. La ilegalización de organismos populares, el encarcelamiento de ciudadanos y ciudadanas que participan en ellos y la prohibición de sus actividades es muestra del autoritarismo y del monopolio que el estado quiere hacer del derecho a organizarse.

Libertad de manifestación. La continua restricción en la convocatoria de manifestaciones pacificas y la violencia con que se ejecuta esta prohibición, con muestras cada vez más vergonzosas de brutalidad policial, nos revela la verdadera faz de sus responsables y sus gestores políticos.

Derecho a la intimidad y privacidad. La proliferación de tecnologías de vigilancia y de control social, el espionaje a organismos políticos, el almacenamiento y utilización de datos personales en ficheros secretos… medidas justificadas en el todopoderoso concepto de ‘‘seguridad’’, conllevan una agresión a la esfera privada de la persona, siendo esto el ingrediente más definidor de un estado policial.

Derecho de acceso a la justicia. La criminalización de la actividad pública y la extensión exacerbada del término ‘‘terrorismo” se ha propagado, como una metástasis, a toda la administración de justicia. La arbitrariedad y la politización han arraigado definitivamente en el poder judicial. La posibilidad de encontrar justicia para quienes sufren el atropello, en muchas ocasiones generado por la propia administración de justicia, es inexistente.

Derecho de sufragio activo. El derecho a votar en las elecciones está bajo sumario, restándosele a toda la ciudadanía el derecho de optar por ciertas expresiones políticas, impedidas como están para desarrollar el papel que en una verdadera democracia se presupone a los partidos políticos. El diálogo político aparece definitivamente criminalizado.

Derecho de sufragio pasivo Miles de personas son impedidas de ejercer su derecho a presentarse en candidaturas electorales, empleándose contra ellos términos como “contaminados”, “infiltrados”, “parasitados”, “listas blancas y negras”, que trasluce una forma de pensar y actuar por parte del estado absolutamente discriminatoria. El término apartheid contra sectores de ciudadanía en continua expansión cobra todo su significado.

Derecho a una reparación y restitución democrática. La involución en los derechos civiles y políticos nos obliga a exigir la reparación y superación de la actual situación sin demora y sin excusas. La regeneración del espacio de participación democrática en Euskal Herria es inaplazable, ineludible e inexcusable. El restablecimiento de un sistema de libertades, absolutamente inapreciable hoy en día y la restitución del ejercicio de los derechos civiles y políticos más elementales es una prioridad que reivindicamos con absoluta determinación.

ADIERAZI-EH
30 de Enero de 2010

Angela Murillo. ¿Magistrada de la AN o chulita de barrio?

Los modos barriobajeros de la Juez Angela Murillo

Causa miedo y preocupación ver a un juez, actuar en la sala como un chulo de barrio,con contestaciones soeces y despectivas hacia los que están en la sala, mostrando una animosidad incompatible con su labor, que le exije imparcialidad, sentido de la compostura, respeto a la Sala de Justicia y no perder los papeles. Resulta paradójico ver que incluso el acusado, se comporte con más respeto a la sala de vistas que el propio juez.

Todos hemos podido ver las imágenes, porque nos han mostrado extractos por televisión, del juicio que la juez Ángela Murillo ha conducido (por llamarlo de alguna manera), Con el acusado sentado, Arnaldo Otegi. Si no fuera por la toga que vestía, cualquiera diría que habían intercambiado los papeles, y es que la jueza se dirigía como una auténtica barriobajera chulesca, sin mostrar respeto por la sala de Justicia, y dirigiendo frases de dudoso gusto e impropias en un juez. Hay que decir que si en vez de juez, hubiera estado en la sala en calidad de abogada, fiscal, o acusada, hoy estaría procesada por desacato al tribunal, y sancionada por comportamiento impropio ante el tribunal.

Que la abogada pida permiso para que el acusado pueda beber agua, pues se lo estaban impidiendo sus policías custodios, y se desplante con un “por mí como si toma vino”, es más propio de una burda tertuliana de Tele5 o de el borachín del bar de abajo, que de una juez ejerciendo sus funciones. No, señora Murillo, debe usted saber que el acusado está obligado a pedirle permiso a usted para beber agua, el acusado y toda la sala depende de usted, porque es usted la autoridad única y suprema en ese recinto. A usted le concierne, le incumbe, y está obligada a dar respuesta correcta a cualquier petición que se haga en la sala. Así que no puede hacer usted como si la petición no va con usted. Diga un sí, un no, o un “dentro de un rato”, o “se suspende por 5 minutos la sesión”, o algo que conste en el derecho procesal, pero no un “por mí como si bebe vino”. Le diré por qué, ya que usted no sabe comportarse. Porque si usted dice en la sala “Se suspende la sesión por necesidad de cambio de vestuario” porque a usted se le ha roto la toga, y el acusado o un abogado le salta “por mí como si se va a mear” o “por mí como si se cambia la braga”, o cualquier bobada parecida a lo que usted, en puro estilo chabacano soltó, seguramente usted habría abierto una causa por desacato al abogado o al acusado.

Es más, si ya es preocupante ver que en vez de labor de juez, usted tiene el ánimo de hacer de tertulana burda, más preocupante es que no sepa usted de leyes, porque usted sabe perfectamente que un acusado tiene prohibido por ley tomar alcohol, máxime cuando su condición es de reo, reo preventivo. Otegi no puede bebe vino, como usted le permitía hacer, simplemente la ley se lo prohibe en la situación procesal que él está, y la ley le prohibe a usted mandar o permitir beber vino a ese acusado. Es preocupante que la juez  no sepa los más básicos aspectos de la legislación en ese sentido.

Pero vamos un poco más allá, cuando he dicho que bien parecía que se hubieran cambiado los papeles y la juez estuviera haciendo el papel de gamberrillo sentado en el banquillo. La situación de que un juez, pregunte en la sala a ver si el acusado “condena”  o “no condena”, es absurda. Otegi perdió la excelente oportunidad de responderle “¿Condenar yo? ¿Pero quien es el juez, usted o yo?”, aquí el juez, el que debe condenar y el único que puede condenar es usted. Sra juez, quien debe condenar a ETA es usted, el juez, no el acusado el único capacitado por ley para condenar es usted, la juez. El acusado no está en la sala para condenar, está en el sillón de acusados para defenderse, no para condenar.

Señora Murillo, si usted acude a la sala de vistas con ánimos de buscapeleas de barrio, con modos de  chusca macarra, no acuda como juez. Vaya a una tertulia de radio o de televisión. Por mi parte, preocupación al constatar que usted no está preparada para juzgar. No conserva usted objetividad, sus modos lo indican.

De hecho ya tuvieron que corregirle a usted sus superiores del Tribunal Supremo. Cuando a otro grupo de vascos (contra quienes parece que usted tiene algo personal) les condenó usted por terrorismo aduciendo que una asociación que defiende la desobediencia civil pacífica como método para alcanzar logros sociales, sirve a intereses terroristas (Asociación Josemi Zumalabe en el juicio 18/98). Usted con su animosidad personal y falta de objetividad que mostró durante ese juicio condenó después a personas a las que luego sus superiores tuvieron que absolver. Causando usted un daño irreparable a los encausados, y pudiéndolo haber causado aún mayor, de no haber sido corregido su sentencia injustificada. Su animosidad causa daños en los ciudadanos. Y su cargo es de mucha responsabilidad, más que la que su personalidad soporta.
Su animosidad personal, en todo lo referente a temas del País Vasco, y mucho me temo que en varios otros temas, así como su falta de objetividad y sus fobias y filias previas, le inhabilitan para la labor de juez, en un tribunal cuyas resoluciones pueden arruinar la vida y el futuro de muchas personas. Dedíquese a otra cosa. Para juez no vale.
Y mientras no la aparten de la carrera judicial por incompetente, recuerde: La que condena es usted, no el acusado. El no puede hacerlo, la ley se lo impide, y a usted se lo faculta. Otra  más, cuando un acusado responde a una pregunta, el juez no dice “ya sabía lo que iba a responder”, eso está de sobra en un juez, incluso lo estaría en alguien de menos reponsabilidad como un fiscal. El juez no puede saber lo que le van a responder, su labor es preguntar, y escuchar la respuesta. Si ya supiera la respuesta no preguntaría.
Apréndase las leyes mejor, el acusado no puede beber vino. Y para beber agua precisa su autorización. Para la siguiente ya lo sabe.



Para los fisonomistas que creen en que la personalidad se refleja en el rostro, aquí queda el aspecto físico de la persona en cuestión..

Juez Marlasca Y el apoyo a la tortura.

Hablemos claro:

No sé si alguna vez el juez Grande Marlasca seá juzgado por colaboración con delitos de tortura,y cosecuentemente por delito de secuestro o detención ilegal, pero debería serlo algún día.

Conocido es que este juez se vale de una figura y protocolo policial, que según la propia ONU, además de Amnistía Internacional y todas las ONG que luchan contra la tortura es promotora, y amparadora del tormento y tortura al detenido para lograr confesiones. Antesala de la tortura, le llaman a ese régimen de detención. Incomunicación del detenido, impedimento de que sea atendido por abogado de su designación en los interrogatorios, impedimento de que sea atendido por un médico de su confianza, y absoluta oscuridad en las dependencias policiales durante 5 días. Sin cámaras, sin testigos, y en manos sólamente de un cuerpo policial, que puede hacer lo que quiera con el cuerpo del detenido sin que nadie los vigile ni lo observe ni supervise.

Además de negarse Marlasca reiteradamente, siempre, a aplicar el “protocolo antitortura” recomendado por la ONU y puesto a veces en práctica por un compañero suyo (Garzón) que el 99% de las detenciones, a pesar de ser él (Garzón) el que lo sugirió como garantía, no lo utiliza tampoco, además de eso, Marlasca promociona y premia la tortura cuando encarcela y toma en cuenta exclusivamente la confesión arrancada al detenido en dependencias policiales, haciendo caso omiso a la declación que el mismo detenido hace ante el juez (ante él mismo), y sin base a ninguna otra prueba inculpatoria.

Marlasca hace lo contrario que cualquier juez debería hacer, hacer prevalecer la declaración del detenido que se produce a espaldas del juez(en las mazmorras) , por encima de la que se produce ante el juez. Cuando todas las legislaciones indican lo contrario. Siempre debe prevalecer la declaracionante el juez, sobre cualquier otra. De esta manera, haciendo válida la declaración en calabozos policiales sigue Marlasca alimentando y haciendo beneficioso para la policía la tortura. Si Marlasca no utilizara autoinculpaciones dudosas realizadas en su ausencia, a la larga la tortura no tendría beneficios, y podría desaparecer. En este caso, al ser útil y dar resultados, no hace más que continuar , ellos la hacen pervivir al protegerla.

Nuevamente otro caso de torturas cae sobre las espaldas de Grande Marlasca, en primer lugar por negarse a apicar el protocolo antitortura, al detenido. En segundo lugar por dar veracidad a una autoinculpación que el poropio detenido niega ante el juez. Y que declara ante el juez haber sido obligado a firmarla. En tercer lugar, por encarcelar a una persona sin más prueba que su propia declaración dudosa y negada por el detenido.

Marlasca, así como el resto de sus jueces compañeros de la Audiencia Nacional tendrán algún día que responder por delitos de lesa humanidad, como la tortura, y el encarcelamiento arbitrario.

El nuevo caso vergonaznte, es el de Peio Olano. Encarcelado con la única prueba de lo que la Guardia Civil dice que les confesó “amablemente” en una sesión de interrogatorio de 120 horas donde nadie puede saber cómo le interrogaban, o qué hacían con él, mientras Olano mismo lo niega. EL asunto espectacular, es el supuesto uso de un lanzamisiles hallado en Francia hace años para atentar contra Aznar. EL lanzamisiles existe, no fue incautado a Olano, sino en un zulo en Francia hace varios años. El intento de atentado, al parecer existe, aunque la única prueba son una entrevista a dos miembros de ETA en la que afirman que se intentó. Declaraciones periodísticas, que en muchas ocasiones según dice Rubalcaba, no hay que creer. A ETA no hay que creerla, o sí hay que creerla, pero no ambas cosas a la vez. Marlasca no puede deducir que hubo intento de atentado simplemente porque dos etarras digan que así ha sido. o Lo que dicen los etarras es mentira, o es verdad, pero no es mentira o verdad cuando interesa que sea una cosa, o la otra.

Bien, el lanzamisiles fue incautado hace años, existe, pero que lo vincule a Olano no lo sabemos en base a ninguna prueba real. Excepto una simple confesón amable de Olano, 5 días en manos de la Guardia Civil. A pesar que medios de la utraderecha española, como “El Mundo” con su habitual dinámica periodística del embuste titule el míercoles 13 de Enero de 2010,”OLANO TENÍA EL MISIL PARA MATAR A AZNAR EN UN LOCAL MINICIPAL”, pues no, el titular es inventado, ni el misil fue incautado a Olano, ni fue intervenido en ningún local municipal sino en Francia, y no ahora sino hace años. Al menos Marlasca en los registros no ha dicho nada de que le haya sido intervenido a Olano ningún misil, ni ha intervenido ningún misil Marlasca. Ni había nada en ningún local municipal. Nuevamente toda la basura informativa proviene no de los hechos, ni de las incautaciones, ni de pruebas, sino de lo que “La Guardia Civil nos cuenta que Olano les contó amablemente”.

Que un periódico del régimen, o todos los periódicos del régimen no se base en pruebas sino en rumores y palabras, no es de extrañar, aunque hable bastante mal de su profesionalidad, al dar verosimilitud a autoinculpaciones más que dudosas, sobre las que pesan todas las sospechas de haber sido arrancadas bajo tormento o tortura. Que sea un juez el que se base exclusivamente en confesiones producidas en indefensión y en la oscuridad de 5 días aislado en na mazmorra ante sus captores militares de la Guardia Civil que ha sido condenada multiples veces por torturar a los detenidos, o ha sido donde el mismo estado montó una banda parapolicial con 29 asesinatos con firma benemérita, es otra cosa más grave. Jueces que colaboran con la tortura, jueces que amparan y protegen la tortura. Eso es grave, señor Marlasca. Y algún día deberá responder por ello. Son muchos los torturados por sus decisiones, omisiones, y actuaciones ya.

Aplique el protoclo antitortura con los detenidos, ponga cámaras que graben los interrogatorios, y hasta que esto no sea así, no use las declaraciones que se hacen en su ausencia, en estas condiciones, como única prueba de encarcelamiento. Si lo hace, es usted cómplice de tortura, porque la permite al incomunicar y ocultar al detenido de toda vigilancia garantista e imparcial, y además la usa al usar sus resultados (la cofesión en esas condiciones). Cumpla con lo que la ONU le pide, Marlasca, un régimen de detención que proteja al detenido y cumpla con garantías mínimas. Cumpla con lo que Amnistía Internacional le reclama, detenciones sin a malos tratos, sin tortura, con cámaras y con abogados y médicos. Y dejará de ser un torturador,aunque los que ya ha torturado usted, no tengan remedio.

NO A LOS JUECES colaboradores con la tortura.
No a Guantanamo, NO a Abu Graib, no a los regímenes que torturan. NO Audiencia Nacional. NO al GAL judicial.
POR EL ENCAUSAMIEMTO DE GRANDE MARLASCA y sus cómplices.
Ilegalización de cuerpos policial-militares torturadores.